Fiestas

Fiestas

  •     CANDELARIA Y SAN BLAS

La Candelaria se celebra la tarde noche del 2 de Febrero con el encendido de grandes hogueras en las calles del municipio. 

La leña  es recogida de por los mas jóvenes sirviendo cualquier cosa que con fuego prenda.  Alrededor de la gran candela los vecinos pasan una jornada de convivencia compartiendo buenas carnes que ellos mismo han preparo de sus propias matanzas.

San Blas se celebra el día 3 de Febrero, La Imagen del San Blas sale en procesión por las principales calles del municipio portado a hombros por los trabajadores del Ayuntamiento y acompañado por autoridades. 

En estos días son muy típicas las Roscas de pan con ajonjolí portadas en cestas de mimbre adornadas con bonitas vestiduras y lazos son llevadas a la parroquia donde el párroco  las bendice. 

Las niñas se engalanan colocándose bonitos lazos en las coletas

  • CARNAVAL

La Celebración del Carnaval en  Benamejí es un evento con mucho arraigo desde la antigüedad. Durante unos años el Carnaval perdió  interés por los vecinos quedando dormido hasta  que en el año 1998 un grupo de amigos se unió  para cantar coplillas de carnaval, con tan buen acierto que hoy en día son una de las mejores comparsa de la provincia de Córdoba.

El Ayuntamiento en colaboración  con “LA PEÑA EL PITORREO” ha hecho que de nuevo en la Villa de Benamejí cuando llegue el mes de Febrero huela a carnaval consiguiendo que la vecindad participe y se involucre  consiguiendo un fin de semana de carnaval que no tiene nada que envidiar a las ciudades carnavalescas por excelencia.

  • SEMANA SANTA

EVOLUCIÓN DE LA SEMANA SANTA

     Todavía en el siglo XVI, cuando el rey Carlos I no había dictado su paso de manos de la orden de Santiago a don Diego Bernuy, comenzarían las primeras manifestaciones pasionistas en esta población a orillas del Genil,consolidadas en 1663 con la erección de la cofradía de Jesús Nazareno, que ha llegado a los tiempos actuales, aunque atravesando momentos de práctica desaparición. Doce años después de aquel hecho, Benamejí se convirtió en marquesado bajo el gobierno de Don José Diego de Bernuy, quien impulsó el asentamiento de religiosos en la población – 72 en 170-, al tiempo que aceleraba la construcción de la parroquia de la Inmaculada, centro neurálgico de las celebraciones pasionistas benamejicenses, aunque comparte protagonismo con la ermita de San Sebastian, levantada a partir del siglo XIV sobre el solar de una antigua mezquita. Tras distintos altibajos, las primeras décadas del siglo XIX marcan la fundación de la hermandad de sacerdotes del Santo Entierro y , antes , la de la Virgen de los Dolores. Ya avanzada la centuria, se dan los primeros pasos para la erección de la del Cristo de la Misericordia , no consolidada hasta las primeras década de los cuarenta se constituye la de la Verónica, de modo que, hace cincuenta años , la Semana Santa de Benamejí adquirió una estructura que mantuvo hasta años recientes, cuando bien entrados los ochenta se incorporó la hermandad de la Santa Cruz y, sólo hace cinco años , de la Buena Muerte. En las décadas centrales del XIX existió asimismo una corporación bíblica de los Apóstoles, al modo pontanés, hoy desaparecida. Así pues, hoy conforman esta Semana Santa las cofradías del Cristo de la buena Muerte, de Jesús del Mayor Dolor, la de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la del Santísimo Cristo de la Misericordia, la de la Verónica, la de San Juan Evangelista u la de la Virgen de los Dolores .Varias de ellas salen en más de una ocasión a lo largo de la Semana Santa, procesionando incluso con imágenes referentes, lo que confiere con cierta complejidad a loa exposición de los desfiles procesionales benamejicenses. Dada esta complejidad, ya para permitir al lector, dado que distribución del capítulo por cofradías podría desvirtuar el conocimiento de la composición concreta de cada una de las estaciones penitenciales, la comprensión de la organización de éstas, incluimos a continuación un guión procesional, con indicación de la pertenencia de cada uno de los pasos a su correspondiente hermandad.

Martes Santo : Procesión del Cristo de la Buena Muerte, cofradía del mismo nombre. Miércoles Santo : Procesión de Jesús del Mayor Dolor y María Santísima de la Amargura , ambos pasos de la cofradía de la Santa Cruz. Jueves Santo : Integran el cortejo de esta jornada cuatro pasos: Jesús Preso, perteneciente a la cofradía de Jesús Nazareno. Jesús Amarrado a la Columna, de la cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia. Paso de misterio de la cofradía de la Verónica. Paso de San Juan, de la cofradía de San Juan Evangelista y Jesús Resucitado. Nuestra Señora de la Esperanza, de la real cofradía de nuestra Señora de los Dolores. Se inicia al atardecer, una vez concluidos los Santos oficiales, y se prolonga, aproximadamente, durante unas tres horas. Viernes Santo (mañana): Tres pasos conforman esta comitiva, una vez que , en los últimas años , se retiraron de este cortejo los cofradías de San Juan y de la Santa Verónica. Son los de : Nuestro Padre Jesús nazareno, de la cofradía de tal nombre. Santísimo Cristo de la Misericordia, perteneciente a esta cofradía Nuestra Señora de los Dolores , de la hermandad de dicha advocación. Sale en torno al mediodía, recogiéndose al cabo de casi cuatro horas de recorrido procesional. Viernes Santo- tarde - ( Procesión del Santo Entierro). Integran el cortejo las siguientes andas: Paso del Descendimiento, de la cofradía de la Misericordia. Paso del Santo Entierro, de la hermandad de Jesús Nazareno. paso de la Verónica; es la otra imagen de la que dispone la cofradía del mismo nombre. Paso de San Juan, de esta cofradía. Paso de la Virgen de la Soledad, de la hermandad de nuestra Señora Señora de los Dolores. Sale después de la conclusión de la liturgia propia del día, prolongándose su recorrido durante algo más de tres horas. Domingo de Resurrección : Jesús resucitado, procesionado por la hermandad de San Juan Evangelista.

COFRADÍA DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA BUENA MUERTE DE BENAMEJÍ

Historía

Los desfiles procesionales de Benamejí comienzan en la noche del Martes Santo, cuando sale a sus calles la cofradía de la Buena Muerte, la más joven de las incorporadas a la Semana Santa local, pues su fundación data de 1994. Se organiza entorno a la figura de un Crucificado de pequeñas proporciones, al que se rendía culto en la capilla del cementerio hábitos penitenciales negros, la corporación, que actualmente encabeza como hermano mayor don José M. Morales, salió por primera vez de dicha capilla, radicando desde entonces la imagen en la parroquia de la inmaculada, aunque las tres horas de su recorrido procesional incluyen la visita a su lugar de origen. concebida como hermandad de estudiantes, unos ochenta de sus miembros – se reparten de manera bastante similar entre hombres y mujeres- acompañan las andas de su titular en la silente y severa estación penitencial. también se incluyen en ella los seminaristas de la población, quienes impulsaron un fuerte compromiso formativo, plasmado en diferentes actos, y una importante labor social, vinculada a los hermanos de la Cruz blanca, su consiliario y asesor espiritual, como en la práctica totalidad de la hermandades benamejicenses, es el párroco de la localidad, D. Paulino Cantero.

Patrimonio Artístico

La capilla del cementerio ha sido la sede de esta cofradía . Su titular , el Cristo de la Buena muerte es una talla completa de madera de pino, que fue restaurada en 1994 por María Teresa Espejo Arias, quien ha incardinado la talla en la escuela granadina del XVI, y, más concretamente, entre los seguidores de Diego de Siloé. la imagen tiene unas potencias de plata del siglo XVIII.

El Cristo procesiona sobre un paso de madera de caoba brasileña en su color, con faldones de tela negra con listeles dorados, que fue hecho en 1996 en los talleres Morán Pedrosa de Benamejí. Allí se realizó también, en el año anterior, la cruz arbórea que porta la imagen.

COFRADÍA DE LA SANTA CRUZ, JESÚS DEL MAYOR DOLOR Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA AMARGURA EN SU SOLEDAD

Historia

Los orígenes de la cofradía del miércoles Santo en Benamejí sitúan sus primeros pasos en los inicios de los ochenta, como un grupo activo no comprometido aún con el movimiento cofrade, sino dispuesto a trabajar por el engrandecimiento de las fiestas de la Santa Cruz cada 3 de mayo, lo que justifica la primera advocación de la corporación. Años después, una vez aprobadas sus normas estatutarias a finales de la misma ddécada, la hermandad se incorporaría a la Semana Santa de Benamejí, optando por ubicarse en el miércoles Santo, jornada que carecía de desfiles procesionales. 110 hermanos componen su censo actual, siendo mayoritariamente mujeres, aunque sea Juan M. Leiva Arjona quien ostenta el cargo de hermano mayor desde 1996. las tallas de sus titulares no son de gran tamaño, aunque sus andas sí son de respetables dimensiones, precisando de veinticuatro costaleros en un paso y treinta y dos en el otro. Presentan la curiosidad de que son varones los que llevan el paso de la Dolorosa, mientras que las hermanas portan al Señor. Además, participan en el cortejo una treintena de nazarenos, con túnicas moradas u capirotes blancos, resultando de la misma de las cifras hasta aquí expuestas la participación en la procesión de un contingente significativo de miembros de la hermandad. la estación penitencial se aproxima a las tres horas, saliendo el paso del Señor de la ermita de San Sebastián, y el de la Dolorosa de la parroquia de la Inmaculada; desde hace pocos años ha incorporado la representación del Encuentro, en que ambas imágenes se aproximan, mostrando la Madre una actitud reverente hacia el Hijo. Esta escena trascurre en la intercesión de las calles José marrón y Juan Espejo. La hermandad celebra triduo a sus titulares y procura, en la medida de sus posibilidades, implicarse en distintas labores asistenciales.

Patrimonio Artístico

El origen de la hermandad está en el paso de Cruz, que procesionaba en el mes de mayo, pero a partir de 1990 empezó a sacar el Jesús del Mayor Dolor se incorporó a la Semana Santa. Éste es una talla de madera que representa a Cristo en una caída, y que ha sido encuadrada en el barroco granadino después de ser restaurada en 1989. Probablemente proceda del convento Carmelita. La imagen de María Santísima de la Amargura, que también pertenece al barroco granadino, se restauró igualmente en 1990, con vistas a integrarse en la hermandad en 1991.

COFRADIA DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA MISERICORDIA, JESÚS AMARRADO A LA COLUMNA Y DESCENDIMIENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Historia

La hermandad de la misericordia, sobre sus valiosas andas a ruedas , procesiona tres imágenes a lo largo de la Semana Santa, la de Jesús Amarrado a la Columna en la procesión del Jueves Santo, la del Santísimo Cristo de la Misericordia en la mañana del Viernes Santo y el misterio del Descendimiento en la tarde del mismo día. Blanco y morado son los colores tradicionales de esta corporación, de la que consta su existencia ya en el siglo XIX, aunque las actas más antiguas conservadas son mucho más recientes. Participan en las estaciones penitenciales unos setenta cofrades de los algo más del centenar y medio que pertenecen a la hermandad. Figura fundamental en su historia es son Bernardo Lucena Palencia , bajo cuyo prolongado el mandato como hermano mayor la hermandad alcanzó, ya en nuestro siglo su consolidación. Los estatutos más antiguos conservados datan del 1 de enero de 1948, aunque en ellos se hace constar la anterioridad de una refundación, considerada propiamente como fundación por los redactores del texto: “ Así cuando esta Cofradía....se fundó en el año 1925, los presentes estatutos no han podido ser sometidos antes a la aprobación.....por causas ajenas a la voluntad de la Junta de Gobierno”. Del auge cobrado inmediatamente por la corporación es buena prueba la adquisición en 1949 de la imagen del Descendimiento, cuyo documento de compra guarda celosamente don Juan Lara Pino, quien debemos su consulta. precisamente, este vete rano cofrade es en la actualidad el principal responsable de la hermandad del Santísimo Sacramento, que como colofón a los ejercicios espirituales que organiza, realiza el Viernes de Dolores un solemne Vía Crucis con la imagen del Cristo de la Misericordia. En la actualidad, don Francisco Jiménez Gómez ocupa el cargo de hermano mayor de la cofradía. La imagen del titular de la misma, el Cristo de la Misericordia, fue incorporada a comienzos de la presente centuria, aunque la más antigua de las tallas que custodia la hermandad es la del Amarrado a la Columna, , procedente del extinto convento de Carmelitas Descalzos. En cuanto al Descendimiento, ya hemos señalado su adquisición en Olot en 1949; a titulo de curiosidad, significamos que el coste de las imágenes y el porte de las mismas ascendieron a una cantidad inferior a la quince mil pesetas. Finalmente, nos permitimos una consideración sobre la ajetreada Semana Santa de estos cofrades, puesto que al igual que los de otras hermandades benamejicenses, deben hacer un notable esfuerzo para poner diferentes imágenes en la calle, en un mínimo lapsus de tiempo.

Patrimonio Artístico

La imagen más antigua de esta cofradía es el Amarrado a la Columna , del que se ha dicho que procede del antiguo convento carmelita de Benamejí. El Cristo de la Misericordia, que es la imagen principal de la agrupación, es un crucificado que fue adquirido en 1900, siendo hermano mayor Benardo Lucena Plasencia. Y, por último, el misterio de siete imágenes de tamaño natural que representan el Descendimiento, llegó a la hermandad en 1949, también por compra. En 1990 y 1991, Francisco Osuna Lucena restauró el Cristo de la Misericordia y el Jesús Amarrado.

COFRADÍA DE JESÚS NAZARENO, JESÚS PRESO Y SANTO ENTIERRO

Historia

La Cofradía de Jesús Nazareno, que saca a su titular en la mañana del Viernes Santo, procesiona también el Jueves, acompañando a Jesús Preso, y en la tarde el Viernes con el Santo Entierro.

La Hermandad de Jesús Nazareno se erigió en 1663, siendo la más antigua de Benamejí. A lo largo de la historia ha pasado por distintas fases de auge y decadencia, comenzando si consolidación en la década de los veinte, bajo la dirección de don Cristobal Velasco Aragón, constituyendo entonces la corporación de hermanos, y siendo el de mayor edad el que sustituirá en el momento de su fallecimiento al hermano mayor anterior.

Cuenta con banda propia vinculándose a su música el Imperio Romano de Benamejí institución antigua que también ha pasado por momentos intermitentes. Don Benardo Crespo Reina ocupa en las últimas décadas el cargo de hermano mayor; entre las últimas realizaciones de su mandato cabe destacar, en 1995. El cambio de su trono de ruedas por otro a costaleros, de los que son precisos veintiocho para llevar las andas, que comparten las tres imágenes, por el recorrido procesional, siempre dentro de los cánones de un estilo que podríamos definir como próximo a la santería.

En 1996 celebró por vez primera Fiesta de Regla, manteniéndose tal solemnidad en los año posteriores. También desde esa fecha publica un interesante boletín informativo anual que permitimos recomendar para el conocimiento de múltiples facetas de esta cofradía. Con cerca de trecientos hermanos, la mayor asistencia de éstos en calidad de penitentes, más de un centenar, se produce en la mañana del Viernes, escoltando a Jesús Nazareno, con sus hábitos penitenciales morados y cíngulos dorados.

El día anterior han hecho estación penitencial con Jesús preso cuyas andas abren el magno cortejo del jueves Santo, siendo importante el número de fieles que acompañan a este Señor maniatado que, antes de llegar a su ermita, espera el paso de la Dolorosa para "despertarse" de Ella.

En cuanto al Santo Entierro, aunque ahora aparezca incluido dentro de la Hermandad del Nazareno, gozó de cofradía propia en el siglo XIX, como muestra el Acta de Constitución, guardada en el archivo parroquial benamejicense: "Erección y Constituciones de la Cofradía y Hermandades del Santo Sepulcro de esta parroquia de Benamejí, compuesta de los Venerables Sacerdotes que constituyen su clero, cuyo objeto es dar Culto al Señor en la procesión del Viernes Santo. (...)Deseando los Sres. Sacerdotes de la iglesia Parroquial de esta villa, que se hiciese extensivo a todo el Cuerpo el convenio que existe entre los Sres Vicario Gral. Cura párroco, Capellanes Mayores y Ministros inferiores de la misma iglesia celebrado el 7 de enero de 1824..se erigió una Cofradía y hermandad bajo la advocación del Santo Sepulcro. (...) Cuyas constituciones...servirán de regla para el gobierno y dirección de la misma Cofradía...y a fin de que en todo tiempo conste la firmamos en esta villa de Benamejí a catorce de Diciembre de mil ochocientos treinta y uno. Acompañan veinticuatro firmas, encabezadas por losa de don Faustino Jimenez , don Juan Carreira, don José A. Bernuy y don Juan Cabello". Naturalmente, es el gran protagonista de la Procesión oficial de la tarde del Viernes Santo, acompañándolo los representantes de las distintas instituciones y autoridades.

Patrimonio Artístico

Como la mayoría de las agrupaciones de Semana Santa de Benamejí, ésta tiene su sede en la parroquia de la Inmaculada Concepción. El nazareno es una talla completa realizada en madera, de autor anónimo, que ha sido fechada entre los siglos XVII y XVIII por Teresa Espejo Arias, autora de una restauración de la imagen en 1998. Su paso, de madera de pino, lleva cuatro faroles grandes en las esquinas, y es una obra de Gregorio Morán ejecutada en 1994.

Este mismo paso, cambiando los cuatro faroles por ocho de menor tamaño, sirve también para el Yacente; que está realizado en papel y la tela y sale dentro de una caja barroca de cristal y madera policromada y dorada. Finalmente, el Jesús Preso es otra imagen de cuerpo completo, tallada en madera y relaciona como la anterior con la escuela granadina. Su trono sido ejecutado recientemente por Artacho Arjona.

COFRADIA DE SAN JUAN EVANGELISTA Y JESÚS RESUCITADO

Historia

Esta hermandad comparece a las calles benamejicenses, alumbrando la imagen de San Juan Evangelista tanto en la procesión del Jueves Santo como en la del Santo Entierro, habiendo suspendido su participación por los mismos motivos que la cofradía de la Verónica, en la mañana del Viernes Santo. Consolidada en los años treinta de la presente centuria y , aproximadamente, con un centenar de miembros, se ocupa también de cerrar con la imagen del Resucitado, que va sobre las mismas andas en las que antes hizo estación el Discípulo Amado, los desfiles procesionales de Benamejí en la mañana del Domingo de Resurrección. Como sucede con San Juan, el Resucitado también camina a los sones de la banda de cornetas y tambores propia de la cofradía.

Patrimonio Artístico

Esta cofradía tiene sede en la parroquia de la Inmaculada Concepción. su imagen principal, el San Juan Evangelista, fue adquirido en 1945 en los talleres de Olot junto con los cuatro ángeles y el águila que completan el paso . Éste sale sobre un trono de madera de pino sobredorada, con catorce carteles que figuran las estaciones del Vía Crucis, y que fue realizado por Antonio Martín en 1945.

Hasta entonces la cofradía procesionaba la imagen de San Juan de la Palma que se conserva en la ermita de San Sebastián: una talla de candelero con cabeza y manos de madera policromada y cierta antigüedad. El Resucitado, por su parte, procede de Olot como el Evangelista, y su paso también ha sido construido en Benamejí, aunque en este caso sea obra de Gregorio Morán.

  • SAN MARCOS

El día 25 de Abril, es una fiesta muy particular donde la gente lo celebra haciendo salidas al campo y pasando junto amigos y familiares un día en  la naturaleza. Los lugares por excelencia donde los vecinos eligen para el disfrute de la jornada es la inmediaciones del  Río Genil y cada vez mas los pinos que rodean Benamejí. 

Es muy típico que en la fiesta de San Marcos se coma hornazos, figuras de pan con un huevo duro, tortas de aceite y chocolate.

El disfrute en el campo no puede empezar si antes haber atado el “Hopo al diablo”, esto consiste en hacer un nudo en una retama o arbusto del campo, tradición que se va trasmitiendo de mayores a jóvenes, el significado de esto es evitar que algún incidente fastidie la jornada de ocio que se tiene preparado.

  • CORPUS CHRISTI

El corpus es un día grande en Benamejí,  se celebra cuarenta días después de la Semana Santa coincidiendo con el mes de Junio, sale en procesión la Santa Custodia acompañado de todos l@s niñ@s que ese año han hecho la comunión, portando un ramo de flores como ofrenda.

El día del Señor es un día grande en Benamejí, los benamejicenses antiguamente realizaban preciosas alfombras de sal teñidas, decorando el asfalto con magnificas escenas evangelistas, esta tradición se ha ido perdiendo y las calles se visten con juncos.

  • SEMANA CULTURAL

Se celebran del 10 al 19 de Agosto, durante estas fechas las actividades que  se ofertan tanto para los vecinos de Benamejí como para los foráneos que esos días nos acompañan son múltiples: competiciones deportivas de distintas modalidades, teatros, conciertos, exposiciones, y distintos espectáculos para todas las edades.

El día grande de la Semana Cultural es el 15 de Agosto, esa tarde las calles de Benamejí se vuelven luz y alegría cuando su Patrona La Virgen de Gracia  se postra frente al Árbol de Poro parada por excelencia de su divina imagen cuando esta llega al pueblo procedente de  su ermita, “Jesús del Alto” Allí todo el pueblo la acoge con sus mejores galas y le da la bienvenida con cánticos de alabanza, la salve a Maria Santísima de Gracia.

  • FESTIVIDAD INTERNACIONAL DE FOLCKLORE

Se celebra el último fin de semana del mes de Agosto, es un espectáculo de gran interés cultural y turístico. Participan agrupaciones folklóricas de todo el mundo: Rusia, México, Perú, Colombia, Italia entre otros.

Benamejí es el más genuino tesoro de  folklore andaluz, lo que pone de manifiesto sus dos asociaciones folklóricas MARQUESA Y ALHAMA DE BENAMEJI, las cuales han representado a España fuera de nuestras fronteras.